Las familias

Las madres, los padres, los abuelos, las abuelas, los hermanos mayores, las tías, las hermanas que ya dejaron nuestra escuela hace tiempo y tantas y tantas personas tejen en torno a nuestro alumnado una intrincada red que les hace seguir creciendo, que los impulsa hacia arriba y hacia delante. Sin todas estas personas nuestra tarea docente no solo sería más difícil sino que carecería de sentido ya que educar y ser educado no es función de un colegio sino de una sociedad entera. En Mendigorría el compromiso con el aprendizaje y desarrollo integral de las vecinas y vecinos más pequeños sigue creciendo y esto nos llena de alegría y satisfacción.

Echando la vista atrás recordamos los primeros pasos, las dudas iniciales y la incertidumbre que generó un cambio por el que apuestan muchas personas que, lejos de nuestro pueblo, siguen suspirando por vivir lo que nuestras familias y nuestra escuela unidas se atrevieron a vivir.

Si no nos conoces personalmente, ¿te atreverías a decir quiénes son docentes y quiénes familiares en las dos fotos anteriores? Si no puedes responder rápidamente a esta pregunta es que algo estamos haciendo bien en Mendi. Y si puedes hacerlo es que ya sabes lo gratificante y estupendo que es pertenecer a una comunidad de aprendizaje.

Anuncios