El diálogo igualitario impulsa la convivencia en el colegio de Mendigorria (1ª Parte).

Por segunda vez en nuestra comunidad de aprendizaje estamos revisando la normativa de convivencia. Es un proceso largo y participativo que fue propuesto por la Comisión de Convivencia para que niños y niñas, familiares y todo el profesorado elaboráramos conjuntamente las normas que van a regular la vida en el colegio. Precisamente porque nos atañe a todas las personas es un proceso ineludible. La convivencia armoniosa es un objetivo compartido y ni siquiera los desencuentros que se puedan dar, inevitables siempre que hay personas que se tienen cerca, van a impedir que vivamos lo más importante que se puede vivir en comunidad: la tarea de decidir cuál va a ser nuestra manera de relacionarnos.

Estamos construyendo las normas de convivencia entre todas las personas. 

En esta ocasión, lo organizamos todo de la siguiente manera: en primer lugar, el colegio envió a los padres y madres  la normativa vigente para que estos la devolvieran con las anotaciones pertinentes. Seguidamente, todos los chicos y chicas revisaron las aportaciones de sus padres, desde primero de Educación Infantil hasta sexto de Primaria.  ¿Cómo lo hicimos? Como solemos hacer en Mendigorria: mediante los grupos interactivos. Chicos y chicas de distintas edades hablaron animadamente sobre las normas existentes y valoraron lo que los padres habían aportado en su primera revisión. Los adultos -maestras y familiares-  que organizaron los grupos de trabajo anotaron los comentarios de los niños. Ahora estamos a la espera de que el claustro de profesores y profesoras dé el tercer vistazo al borrador de la normativa.

En este momento llama la atención algo fundamental: cualquier pequeño o gran cambio en los espacios transforma la convivencia. Las familias que se van incorporando al colegio también aportan su particular visión de lo cotidiano. Y algo fundamental: sus hijos e hijas aprenden que lo que hace poco era útil, hoy ha dejado de serlo.  Vivimos cambiando constantemente pero la escuela siempre ha de ser un entorno donde se puede dialogar sobre cómo convivir pacífica y respetuosamente. Decidir entre todos la normativa de convivencia es un ejercicio de flexibilidad a partir de la escucha activa. Sin ella no podemos saber qué piensan los demás y sin abrir espacios para el diálogo en la escuela la sociedad no sabe cómo avanzar ni hacia dónde.

En las comunidades de aprendizaje damos fuerza a los argumentos, más que argumentos a la fuerza. Nos importa convencer con razones. Cuando todo este proceso se desvela y los niños y niñas toman parte activa, aprenden poco a poco a respetar y ser respetados. Vamos construyendo una sociedad más justa y democrática, donde la imposición llegue a ser una práctica aislada y reprobable hasta que se extinga. Por más que los adultos hayamos sido educados en entornos poco dialogantes, damos pasos firmes para que los niños y niñas de hoy vivan en un mundo más justo y solidario.  Dedicar el esfuerzo a esta tarea es poner bases firmes para no desgastarnos en discursos que llenan páginas de prensa y minutos de televisión pero que no producen cambios relevantes y duraderos. 

Otros colegios podéis crear vuestras normas dialogando, seáis o no una comunidad de aprendizaje.

El número no excesivamente elevado de personas que integramos la comunidad de aprendizaje de Mendigorria puede facilitar las cosas para que el proceso se dé con más éxito. No obstante, comunidades educativas mucho mayores que la nuestra pueden atreverse a acometer tan encomiable tarea: si todas las personas convenimos en afirmar que vivir en paz y armonía es un objetivo digno y deseable, ¡cómo no podríamos poner toda la carne en el asador para alcanzarlo, así tengamos un millar de alumnos! Los centros escolares sabemos lo importante que es construir una convivencia pacífica, que conciba las dificultades como oportunidades de crecimiento. Nada ni nadie debiera impedirnos conocer cómo piensan y sienten nuestros alumnos y alumnas, sus familias -todas ellas-, los profesores recién llegados a los centros, el personal no docente… Todas las personas somos seres capaces de hablar y hacer. Ahí radica, precisamente, el carácter de una sociedad igualitaria: en asumirlo con la cabeza fría, el corazón caliente y las manos dispuestas para la acción. Y por más errores que cometamos seguiremos este camino, sin dejar que nos tumbe la complejidad de la tarea y la responsabilidad de acompañar a nuestros chicos y chicas hacia el debate enriquecedor que aliente la creación dialógica de la norma.

Dos pasos más.

La convivencia se construye, es objeto de conocimiento y, por tanto, se puede aprender y enseñar. El modelo de constitución normativa más respetuoso y más comprensible es el dialógico porque es el que convoca a todas las personas a hacerse oír ya antes de redactarse las normas. En breve le tocará al claustro de profesores hacerse oír. Muchos docentes, por diversas circunstancias, han llegado nuevos a nuestro colegio este curso. Con responsabilidad expresarán por qué o por qué no una norma concreta puede socavar la convivencia o hacerla más sólida. Tras esta revisión, serán los padres y madres quienes vendrán al centro para hablar de lo que ya han valorado los niños y el claustro. En una sesión abierta para todas las personas, la comunidad pondrá palabras a lo que es importante, y el debate se abrirá a cuantos asuntos sean pertinentes. Aprovechamos desde estas líneas para animar a toda la comunidad a participar en esa sesión extraordinaria, aún sin fecha, y a expresar con libertad lo que desean para la comunidad de aprendizaje de Mendigorría. Cuando finalicemos todo el proceso publicaremos una entrada con las normas de convivencia definitivas. Os esperamos.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s